2.3.- AUTOACEPTACIÓN

 

AUTOACEPTACIÓN

La autoaceptación y confianza son concepto relacionados muy estrechamente. Uno se basa en el otro. Siendo capaz de aceptarse a uno mismo, libre de cualquier demanda de ser diferente, provee las bases para tener confianza en las propias habilidades. La confianza, de hecho, capacita para asumir riesgos, intentar nuevas cosas y dirigir la propia vida.

Aceptarse a uno mismo

Aceptarse a uno mismo significa tener conocimiento de tres cosas:

  • Tú existes,
  • No hay ninguna razón por la que tu deberías ser diferente a como eres, y
  • No eres ni digno ni indigno.
  1. Tener conocimiento de que uno existe es probablemente lo más importante. Son las otras dos partes la que la gente encuentra más difícil de entender.
  2. La autoaceptación tiene que ver con el rechazo a cualquier demanda de ser diferente. Seguramente, tú preferirías ser diferente. Puede que decidas que te interesa cambiar algunas cosas. Pero mantén el deseo de cambio como una preferencia. En lugar de creer que tú tienes que cambiar, ve el cambio como una posibilidad.
  3. No intentes medirte a “ti”mismo o establecer una serie de “valores” de ti mismo. La autoaceptación es radicalmente diferente a la autoestima. La autoestima está basada en la idea de que uno es “buena” o “mala” persona. La valía requiere algún criterio, como lo bien que uno ejecuta algo, o la idea de que uno es valioso simplemente porque existe. La autoaceptación, por otra parte, esta basada en la idea de que no tienes porque ser “valioso” o  “no valioso”.

De hecho, no hay necesidad de evaluarse a uno mismo para nada. En lugar de evaluarse a uno mismo, puedes utilizar tu energía y tiempo en evaluar

1)      tu conducta, y

2) la cualidad de tu existencia.

En la práctica, la confianza en sus capacidades puede involucrar conductas como las siguientes:

  • Hacer las cosas sin la demanda de tener éxito, y viendo los errores como oportunidades para aprender. La confianza se desarrolla con los intentos, el hacer, más que con los resultados.
  • Evalúe sus acciones y entrenamiento en términos de como le ayudan a alcanzar sus metas – no en que le “prueben” a Ud. como persona.
  • Tomando riesgos calculados en actividades importantes como elegir una carrera, cambiar un trabajo o comenzar una nueva relación.
  • Perseverando – no rindiéndose cuando no lo hace tan bien como quisiera; rechazando cualquier creencia del tipo “cualquier cosa debería ser fácil de hacer”; y aceptando que muchas cosas buenas tienen que ver con el superar obstáculos, los contratiempos, y la persistencia durante un periodo de tiempo.
  • Aprender de la experiencia – intentando alguna cosa, analizando su experiencia, viendo donde nos hemos equivocado y terminar lo que se empieza para mejorar nuestras capacidades.

Aceptarse a sí mismo es una elección. Aceptarse a sí mismo es un paso fundamental en el proceso de adquirir una autoestima saludable, porque nos va a permitir concentrarnos en lo que amamos acerca de nosotros mismos y al mismo tiempo ser conscientes de lo que no nos gusta y comenzar a cambiarlo. Aceptarse a sí mismo significa sentirse feliz de quienes somos.

Aceptarse a sí mismo significa sentirse feliz de quienes somos. Es aceptar, apoyar y aprobarse a uno mismo y a todas nuestras partes, inclusive las que no nos gustan. Es no juzgarnos a nosotros mismos. La mejor manera de aceptarnos a nosotros mismos es tomar la decisión. Tenemos que tomar la decisión de aceptarnos incondicionalmente: “Yo me acepto a mí mismo incondicionalmente”. El próximo paso en el proceso es tomar conciencia. Cuando tomamos conciencia de que tenemos un problema lo podemos resolver. Hay muchas manera de volverse consiente de tu falta de autoaceptación, también hay muchas áreas que no siempre aceptamos, como ser nuestros cuerpos, nuestras relaciones, nuestro trabajo, etc.

Aceptarse a sí mismo es un paso fundamental en el proceso de adquirir una autoestima saludable porque nos va a permitir concentrarnos en lo que amamos acerca de nosotros mismos y al mismo tiempo ser conscientes de lo que no nos gusta y comenzar a cambiarlo.

Lo primero que hay que hacer para auto aceptarse, es deshacer el mito de que se tiene un solo concepto de sí mismo y que éste es siempre positivo o negativo. Se pueden tener muchas imágenes de sí mismo, y éstas pueden cambiar en distintos momentos. Por ejemplo: si te preguntaran si te gustas a ti mismo tal vez responderías que no, luego de haber agrupado todos los pensamientos negativos que tienes sobre ti.

Para lograr tus objetivos es necesario que analices lo que no te gusta de tu personalidad, y al hacerlo encontrarás el camino para mejorar. Seguramente tienes diferentes opiniones de tu personalidad, las cuales variarán de acuerdo a los distintos puntos de vista: intelectual, físico, emocional o social. Tienes tu propia opinión acerca de tus aptitudes. Además, tus autorretratos son tan variados como tus actividades, y a través de todo estás tú, la persona a la que aceptas o rechazas. Tú puedes decidir ser valioso para contigo mismo y crear tus propias imágenes; al amarte a ti mismo aprendes a manejar tus sentimientos, y cultivas sólo los positivos.

El ser consciente de tus comportamientos destructivos para corregirlos y actuar de una manera diferente es el primer paso hacia la autoestima, sentimiento que nace a partir de la autovaloración. Esto puede demostrarse en las personas que se han hecho cirugías estéticas exitosas, per internamente no sienten conformidad o alegría. No existe cirugía que pueda trabajar sobre la autoestima aunque parezca que es así; si una persona realmente no se quiere, las distintas variantes para “verse mejor” desde la cirugía estética no podrán ayudarla. Para decidirse a cambiar algo del aspecto personal, hay que pensar primero en que la cirugía estética no alcanza para que el alma esté hermosa. Sólo sintiéndose bien con uno mismo, es decir aceptándose y amándose, se llegará a un equilibrio tal que, aunque no tenga hecha ninguna cirugía, lucirá excelente.

Finalmente, y lo más importante, compórtese como una persona que se auto acepta y tiene confianza en sus capacidades. Tanto como sea posible, practique el vivir de acuerdo a sus preferencias, valores y normas. Diga lo que piensa, sea abierto y honesto tanto como pueda (pero haga esto apropiadamente con personas significativas para Ud., y teniendo en cuenta las preferencias y sentimientos de los demás). Procúrese a Ud. mismo de cosas que normalmente piense que no se “merece”. Intente hacer cosas con las que tiene miedo enfrentarse – sin ninguna demanda para tener éxito.

1 comentario

Un pensamiento en “2.3.- AUTOACEPTACIÓN

  1. melissa

    quien es el autor?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: